Cafeteras Cold Brew, la mejor forma de preparar café frío

Cafeteras Cold Brew, la mejor forma de preparar café frío

Sin duda, con la llegada de verano y el calor apetece tomar bebidas frías para refrescarnos y paliar de algún modo las temperaturas sofocantes del periodo estival. Y, aunque tenemos mil opciones hoy os voy a presentar una nueva forma de preparar café frío mediante las cafeteras Cold Brew y así poder varias nuestra forma de hidratarnos en los días calurosos del verano.

Índice

¿Qué es café Cold Brew?

Resumiendo mucho el concepto, Cold Brew es una forma para preparar café frío. Pero bueno, me gustaría explicaros un poco más acerca de esta forma de preparar café y que tipos de cafeteras Cold Brew podemos comprar.

El origen de esta singular forma de preparar café frío data del siglo XVII en Holanda por la necesidad de llevar café ya preparado. Posteriormente, en Francia durante el sigo XIX pasó a servirse de una forma más actual, más parecida a como la conocemos hoy pero no fue hasta 1960 cuando se popularizó en todo el mundo.

Hoy en día es bastante común poder tomar un café frío mediante esta forma de prepararlo, y normalmente, no suele ser barato. Así que, ¿porqué un preparar un buen café frío en nuestra casa?

¿Cuál es la diferencia entre café frío y café con hielo?

En un principio podemos pensar que es lo mismo un café frío y un café con hielo, pero nada más lejos de la realidad. Si nos preparamos un café en nuestra cafetera italiana o de goteo y luego le añadimos hielo lo que vamos a conseguir es enfriar nuestro café y añadirle más agua que no necesita y de esta forma perderá sabor.

Sin embargo, si nosotros preparamos un café frío con una cafetera Cold Brew, este café estará hecho con agua fría, o del tiempo en su defecto, desde el principio y de esta forma no reduciremos el sabor y aroma de nuestro café añadiendo esa agua extra que aportan los hielos.

¿Cómo preparar café mediante Cold Brew?

La principal diferencia entre un café frío preparado con una cafetera Cold Brew y un café preparado con otro tipo de cafetera reside en la temperatura del agua.

Normalmente, tanto en las cafeteras de cápsulas, como en las cafeteras italianas o express el agua caliente juega un papel fundamental ya que es el elemento principal y que hace que podamos extraer todo el sabor y aroma del café.

En una cafetera Cold Brew el café no está en contacto con el agua caliente, sino que el agua, fría o del tiempo es la encargada de hacer nuestro café. Dado que el agua fría no tiene el poder suficiente para extraer todos los aromas y sabores del café, el proceso de extracción será mucho más lento que en una cafetera “normal” y tardaremos algo más de tiempo en disfrutar de nuestro café.

Cómo preparar café frío mediante Cold Brew

Lo primero que tenemos que hacer es tener un buen café con un molido medio-grueso y usar una proporción de 100 gramos de café por cada litro de agua. Aunque como en todo, esto va por gustos y dependiendo de estos podremos usar algo más o menos de agua.

En las cafeteras Cold Brew, tenemos 2 cámaras: una dónde añadimos el agua fría y otra dónde añadimos el café molido como si fuera el filtro de una cafetera italiana.

Una vez colocado el café y el agua, esta va goteando lentamente y va atravesando el café hasta convertirse en un café bebible. Aproximadamente la frecuencia de goteo es de una gota por segundo, mucho más lenta que en una cafetera de goteo con lo cual es un café para tomar sin prisas.

Cafeteras Cold Brew más vendidas 2022